NADA TENGO QUE VER CON LA TELENOVELA

Perdón si caíste en mi blog por la telenovela LA MALPARIDA. El nombre de este sitio lo escogí años antes y así se seguirá llamando. Disculpa las molestias.

sábado, 8 de mayo de 2010

Almohada relajante de lavanda y manzanilla

Hace justo dos años, en Dublín, me nació el amor por la lavanda. Cuando comprobé sus efectos relajantes y terapeúticos -la migraña y yo somos una misma- me obsesioné con ella: tengo sembradas siete macetas afuera de mi cuarto, en mi difusor siempre hay lavanda de The Body Shop y con estos calores la loción de lavanda y manzanilla de bebés es obligada.

Recién compré una almohada de aromaterapia de manzanilla, pero buscando tutoriales en Internet descubrí las bondades de la linaza para crear el peso y poderla refrigerar o calentar según el efecto deseado y las combinaciones de hierbas correctas para seguir experimentando.

Una almohada de aromaterapia en tiendas especializadas puede costar más de 500 pesos, mientras que el costo de los materiales de la que ven aquí no sobrepasa los 100.

MATERIALES
15 centímetros de tela de algodón de 1mt y medio de ancho -alcanza para tres, pero es lo mínimo que te venden en la tienda-
1 bolsa resellable mediana - yo usé una vacía de las tortillas de harina-
250 gramos de semillas de linaza.
1 ramo de flores de manzanilla secas - el mío estuvo secándose al sol una semana-
1 puñado de flores de lavanda.
1 puñado de rosa de castilla -opcional-
Unas gotas de aceite esencial de lavanda.
Unas gotas de extracto de vainilla orgánica - si no se tiene natural, evita ponerle-
Aguja e hilo.

INSTRUCCIONES
Triturar muy bien las flores de manzanilla sin tallos, las flores de lavanda y la rosa de castilla en una bolsa resellable cerrada pasando un rodillo o el dorso de una cuchara hasta que quede una mezcla fina.
Revolver la mezcla de hierbas con la linaza en la misma bolsa, agregando poco a poco gotas del aceite de lavanda y la vainilla dejándola reposar sellada mínimo una hora para que los aromas se impregnen muy bien a los aceites naturales de las semillas.

Con la ayuda de un vaso dibujar dos círculos en la tela que se adapten a los ojos, hacer un molde con un antifaz dejando uno o dos centímetros más para el relleno y las costuras o usar el rectángulo cosiendo las orillas.

Vaciar la mezcla dejando un espacio para que las semillas puedan moldearse al rostro cuando se use la almohada y sellar con unas puntadas.


MODO DE USO
Guardar siempre la almohada en un lugar donde no le dé luz.
Para combatir las migrañas, guardar dentro de una bolsa en el congelador al menos una hora y aplicar sobre frente y ojos. El frío y peso de la almohada es terapeútico y el aroma calma los malestares.
Para dolor de espalda y cuello, poner en el microondas 30 segundos. Las semillas de linaza al calentarse despedirán su aceite y el aroma se potencializará, dando alivio al contacto con la zona afectada.
Si el aroma desciende, se puede descoser un lado del antifaz, sacar las semillas, colocar más gotas de aceite esencial de lavanda, dejar reposar unas horas y volver a coser.

Ojalá les guste la idea y si la hacen, no dejen de enviarme una foto o las variaciones a "la receta".

¡Dulces sueños!

4 comentarios:

GABRIEL U.S. dijo...

Aún no he aplicado tu sabio consejo, pero muys eguramente tendré que hacerlo pronto. El estado de relajación es una condición que mi cuerpo empieza a reclamar.
Fue muy bueno leerte.
Saludos.

Eudiza Quevedo dijo...

Gracias Gabriel! Todos necesitamos menos estrés en esta vida!! Un beso!

Anónimo dijo...

oye Malparida, (asi dice ahi) gracias por las instrucciones, la hare y te dire que tal me quedo.
Bye

Beatriz

Eudiza Quevedo dijo...

De nada Beatriz! Ojalá te relajes a gustito!